jueves, 8 de junio de 2017

El método de lectura global, facilita el proceso de aprendizaje de lectura y escritura. Podemos considerar este método como un proceso inverso a la lectura silábica.  Algunas personas con autismo, suelen presentar dificultades a la hora de aprender a leer por ruta fonológica y es por ello que se trabaja por ruta global.


El método de lectura global se basa en la asociación de imágenes entre sí, siendo éstas presentadas en formato imagen = palabra. Se desarrolla, por tanto, la habilidad para reconocer palabras de un modo global, percibiéndolas como un todo y relacionándolas con su significado. Es muy importante partir de la motivación de los/las niños/as, además cabe destacar, que cuando les presentemos el material, lo hagamos de una forma divertida, a través de juego y exagerando mucho la alegría ante sus progresos. Finalmente, el aprendizaje debe ser lo más funcional y significativo posible.

Pincha en la imagen para descargar el recurso

viernes, 17 de marzo de 2017

ESCOLETA DE SEMANA SANTA

Arranca la primera edición de Escoleta de Semana Santa que se llevará a cabo del 17 al 22 de abril de 2017. Todas aquellas personas que deseéis inscribir a vuestros hijos e hijas, podréis hacerlo llamando al 615.141.122 o rellenando el formulario de inscripción.
La temática de la Escoleta versará sobre la producción de cine mediante la técnica de Stop Motion, ésta consiste en dar vida a un objeto inanimado mediante la filmación del movimiento fotograma a fotograma. Es una poderosa herramienta para trabajar las Habilidades Sociales en niños con y sin TEA.
Los objetivos que nos proponemos son los siguientes:
  • Fomentar la imaginación y la creatividad
  • Desarrollar habilidades manipulativas
  • Desarrollar habilidades sociocomunicativas
  • Utilizar las TIC como eje motivador del aprendizaje
Para más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Participa en este proyecto, será una experiencia inolvidable.


sábado, 14 de enero de 2017

I Congreso Solidario "El Poder del Corazón" a favor del Autismo

     El término Autismo proviene de la palabra griega Autos, que significa “sí mismo” o “en sí mismo”. Para llegar a la definición actual del Trastorno del Espectro del Autismo (en adelante TEA), cabe destacar que la visión del mismo en la comunidad científica en particular y en la sociedad en general ha pasado por muchos momentos. El TEA es un trastorno complejo, que afecta al desarrollo del sistema nervioso central y al funcionamiento cerebral, especialmente en los aspectos relacionados con el procesamiento de la información que proviene de los estímulos sociales. Las manifestaciones clínicas de las personas con TEA pueden variar considerablemente entre las personas que lo presentan, así como sus habilidades intelectuales, que pueden ir desde la discapacidad intelectual a capacidades intelectuales medias e incluso superiores. Sin embargo, todas las personas con TEA comparten características similares que definen este tipo de trastorno.
     Las personas con TEA necesitan de profesionales con un profundo conocimiento en este campo desde distintas perspectivas: neurobiológica, psicológica y educativa. Hoy por hoy, este trastorno implica un reto importante en el proceso educativo, razón por la cual se hace necesario responder a las necesidades actuales y promover los apoyos a las personas con Trastorno del Espectro del Autismo y sus familias de acuerdo al ciclo vital en el que se encuentren, desde la niñez a la juventud.
     Las necesidades educativas especiales que presentan las personas con TEA requieren el empleo de estrategias metodológicas que se ajusten a su estilo de aprendizaje, con apoyos educativos enfocados a sus necesidades. Por tanto, es un gran desafío entender y comprender su forma de ver, teniendo en cuenta que su compresión es diferente que la del resto de las personas, por lo que precisan adaptaciones y metodologías específicas para ayudarles a comprender su entorno tal y como nosotros lo hacemos. Desde esta premisa, cualquier apoyo debe considerar el pensar lógico concreto y visual que presentan y en la medida en que estas estrategias y metodologías consideren esta forma de pensar.
     Cabe destacar que los apoyos que se les ofrezca deben basarse en función a las necesidades individuales que la persona con autismo en cuestión requiera y también al contexto en el que éste se desenvuelva. Para aplicar estrategias pedagógicas es imprescindible contar con los medios adecuados, siendo fundamental, además, que los profesionales y las familias incrementen la colaboración mutua con el fin de consolidar los aprendizajes para el logro de una funcionalidad y autonomía adecuada a sus características y contexto. Este desafío implica promover un nuevo perfil de profesionales, más preparados y comprometidos en el bienestar de las personas con autismo.
     Llegados a este punto cabe señalar que, para que todo esto sea posible, tal y como se ha comentado anteriormente, se precisan contar con los medios adecuados para cubrir las necesidades que las personas con TEA precisan. Por ello, queremos agradecer a los organizadores; Fundación Dharma y Essenia por compartir con Autismo Jávea vuestro proyecto y colaborar con nosotros con una parte de los beneficios obtenidos en el I Congreso Solidario “El Poder del Corazón” siendo éste un evento creado con dos objetivos principales: (1) Colaborar con los beneficios obtenidos en obras sociales, y (2) Ofrecer herramientas para mejorar nuestra calidad de vida mediante las experiencias de los ponentes invitados al evento.
     Finalmente, desde la Asociación Autismo Jávea queremos agradecer a todas las personas involucradas en el I Congreso Solidario, así como a los asistentes del mismo por su solidaridad y por su buen hacer, todos y todas nuestros/as niños/as os estarán eternamente agradecidos/as. Muchas gracias de nuevo y nos vemos el día 5 de marzo de 9:30h a 20:30h en el auditorio municipal de Ondara.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Los aspectos sensoriales y motrices de las personas con Autismo

En la actualidad, entender cuál es el desarrollo sensorial y motor de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (en adelante TEA), es un reto al que no se han dedicado muchas investigaciones. Las personas con TEA presentan un grupo de alteraciones neuroevolutivas con gran variedad de expresiones clínicas, siendo éstas consecuencias de disfunciones multifactoriales en el desarrollo del sistema nervioso central. Se caracterizan por la alteración de tres áreas principales: en la interacción social recíproca, en la comunicación y en los patrones de conducta, además pueden presentar intereses restrictivos, repetitivos y estereotipados.
Los aspectos sensoriales y motrices no suelen ser considerados como eje esencial a la hora de la adquisición del lenguaje verbal en niños con autismo, a pesar de que existe una clara evidencia. Del mismo modo, que pueden ser otros factores los que incidan negativamente en el desarrollo del lenguaje, aunque la mayoría de casos comparten un origen común. En la literatura del tema en cuestión, encontramos un equipo de investigadores de la Universidad de Birmingham, los cuales han llevado a cabo una extensa revisión sobre las investigaciones referentes al tema que nos ocupa (McCleery et al., 2013).
Dentro del cuadro diagnóstico del Trastorno del Espectro del Autismo, encontramos que los únicos aspectos relacionados con problemas motrices están ligados a conductas repetitivas y estereotipias motoras, tales como: aleteos, movimientos rítmicos (mecerse), movimientos de manos… así como anomalías posturales, caminar errático o rígido, andar de puntillas… Asimismo, otras investigaciones ponen en manifiesto de una marcha “atáxica” en adultos con autismo (Hallett et al., 1993), y la reducción de la estabilidad postural, especialmente cuando se interrumpe la entrada somatosensorial (Minshew et al., 2004). Los déficits en la estabilidad postural y la coordinación motora en los individuos con TEA se confirmaron a través de un reciente meta-análisis realizado por (Fournier et al., 2010).
Cada vez son más los profesionales que hablan sobre los desórdenes sensoriales relacionados con los TEA. Además, se considera que el lenguaje es movimiento, y que éste entra dentro de las habilidades motrices. La evaluación del desarrollo neuropsicomotor permite conceptualizar los comportamientos observados en el desarrollo según una clasificación amplia que va desde los movimientos reflejos mecánicos y automáticos hasta los movimientos coordinados complejos. Al mismo tiempo, cabe destacar que uno de los órganos relacionados con la coordinación muscular, el mantenimiento del equilibrio y el tono muscular es el cerebelo. Puesto que, éste contiene el mayor número de neuronas y sinapsis de cualquier estructura en el Sistema Nervioso Central. Como se ha comentado anteriormente éste está relacionado con las funciones cognitivas superiores, inclusive el lenguaje. El cálculo de la energía del cerebelo es esencial para el desarrollo motriz adecuado, pero en las personas con TEA la mayor parte de los procesos están perturbados, provocando dificultades en el lenguaje y la comunicación, en las interacciones sociales, así como un comportamiento estereotipado (Hampson y Blatt, 2015). 
Figura 1: (A) Regiones neuronales y los mecanismos implicados en el funcionamiento motor y de la percepción motor de acción, y (B) la coordinación y la conectividad neuronal sensoriomotora y la palabra y el funcionamiento del lenguaje. Foto: Copyright © 2013 McCleery, Elliott, Sampanis and Stefanidou.

Ahora bien, si realizamos un buceo bibliográfico podemos encontrar que el desarrollo psicomotriz se fundamenta principalmente en (Wallon, 1964) y (Piaget, 1965) quienes unieron lo psíquico y lo motriz como un todo. La teoría piagetiana afirma que la inteligencia se construye a partir de la actividad motriz, todo el conocimiento y el aprendizaje se centra en la acción del niño sobre el medio, así como las experiencias a través de su acción y movimiento. Por lo que el movimiento corporal juega un papel importante en el desarrollo psicomotriz del niño, puesto que éste les permitirá interactuar con sus iguales y con el medio que les envuelve.
Frecuentemente, podemos encontrar en esta población dificultades de hipersensibilidad que han llevado a algunos investigadores a proponer las dificultades sensoriales como el factor primario en muchas de las manifestaciones del autismo. En la misma línea, las dificultades motrices de carácter dispráxico, también se han propuesto como limitaciones sustanciales que afectarían al juego, la exploración del entorno y sus habilidades de conducta adaptativa. Por otra parte, son muchos los estudiosos que apoyan la idea de que en los trastornos del desarrollo neurológico se producen dificultades para la representación e integración del input sensorial. Por lo que proponen que para actuar sobre este déficit se deberá trabajar con los niños desde experiencias sensoriales planificadas y controladas que promuevan la estimulación vestibular, propioceptiva y/o táctiles y que permitan desarrollar respuestas funcionales.
Finalmente, cuando se mencionan las características de los niños con trastornos del desarrollo neurológico específicamente con TEA, nos encontramos con dificultades en la comunicación verbal y no verbal, repertorio restringido de intereses y comportamientos, alteraciones sensoperceptuales como se ha comentado con híper o hiposensibilidad frente a estímulos auditivos, visuales y táctiles, además de la presencia de movimientos estereotipados.

Extraído del Trabajo de Investigación que lleva como título "La integración sensorial y motriz y su relación en la comunicación y los aprendizajes de los alumnos con Autismo" de Rubén Sánchez Perucha en su Trabajo Final de Máster en Neuropsicología y Educación.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 

Fournier, K.A., Hass, C.J., Naik, S.K., Lodha, N., y Cauraugh, J.H. (2010). Motor coordination in autism spectrum disorders: a synthesis and meta-analysis. Journal of Autism and Developmental Disorders, 40, 1227–1240.

Hallett, M., Lebiedowska, M.K., Thomas, S.L., Stanhope, S.J., Denckla, M.B., y Rumsey, J. (1993). Locomotion of autistic adults. Archives of Neurology, 50, 1304–1308.

Hampson, D.R., y Blatt, G.J. (2015). Autism spectrum disorders and neuropathology of the cerebellum. Frontiers in Neuroscience, 9, 420.

McCleery J.P., Elliot N.A., Sampanis, D.S., and Stefanidou, C.A. (2013). Motor development and motor resonance difficulties in autism: relevance to early intervention for language and communication skills. Frontiers in Integrative Neuroscience

Minshew, N.J., Sung, K., Jones, B.L., y Furman, J.M. (2004). Underdevelopment of the postural control system in autism. Neurology, 63, 2056-2061.

Piaget, J. (1965). La formación del símbolo en el niño. México: Fondo de Cultura Económica.


Wallon, H. (1964). Del acto al pensamiento. Ensayo de Psicología comparada. Buenos Aires: Láutaro.